MUSICOTERAPIA

Como terapia alternativa, la musicoterapia es una técnica terapéutica que utiliza a la música en todas sus manifestaciones y requiere de la participación activa y pasiva del paciente.

La técnica, aunque antigua, surgió como terapia de rehabilitación hacia los años 40’s del  siglo XX. Actualmente se aplica en desequilibrios nerviosos, como parte de tratamiento de corazón, pulmones y terapias contra adicciones, etc.

El ritmo genera energía, estimula el cerebro, mejora el autoestima, induce a procesos psicomotores, restauran el sistema cognitivo emocional y social  de las personas, el canto es la herramienta más poderosa,  a través de nuestra voz  proyectamos el desequilibrio en nuestro cuerpo la frecuencia de resonancia correcta y así devolver su frecuencia normal.

Gran parte de la enfermedades se originan en el cerebro a través de estímulos que se dirigen al cuerpo y las señales sonoras llega a anular estos impulsos consiguiendo mejoras sorprendentes.

La música puede apreciarse y aprovecharse desde varios puntos, aporta gran cantidad de beneficios si se toca algún instrumento o si sol se toma un momento para escuchar alguna pieza, podemos dividirla en:

  • Activa, el paciente participa ejecutando instrumentos que él elige, los mas usados son los de percusión creando vínculos no verbales con los ritmos.
  • Pasiva, trabaja con melodías grabadas y previamente seleccionadas La elección se realiza con base en los gustos o preferencia de los pacientes y aunque no existen piezas mágicas para cada padecimiento se recomienda la siguiente lista:

Se aplica en dos niveles:

  1. Físico
    • Dificultades de aprendizaje
    • Deficiencia mental
    • Problemas de conducta
    • Autismo e hiperactividad
    • Trastornos medios degenerativos
      (cardiopatías, cáncer, alzhaimer).
    • Aplicación y abuso de sustancias tóxicas
    • Enfermedades terminales
    • Dificultades en el lenguaje
    • etc.
  2. Mental
    • Baja autoestima
    • Estrés
    • ansiedad
    • tensión
    • Ayuda a tener cambios positivos en el estado de ánimo
    • Mejora las habilidades de socialización